Foto resumen

Quiero sentir que eres tan sólo tú
la que abriga cada noche del invierno,
la sutil proveedora de intensos
besos perfilados, de sexo azul.

Y sentir tu mirada cuando el blues
de la banda termina, tan perfecto
que resuena como un eco si muerdo
tu carne. Todo sin decir ni «mu».

Quiero sentir tantas cosas que al mirarte
al fondo del bar, a deshoras, tarde,
ya cualquier pájaro parece ciento.

Quiero sentir que no eres juez y parte…
Lo intento pero no, soy tan cobarde
que, sintiéndolo mucho, no lo siento.